19 febrero, 2013

WElove pompas: nuestra lana

Hoy os queremos contar como hemos hecho la selección de nuestras lanas. Teníamos claro que las lanas tenían que ser muy muy suaves porque son para tejer patucos para bebés. Además tenían que ser duraderas y funcionales ya que la ropa de los niños se lava muy a menudo. Y por supuesto tenían que ofrecernos los colores que ya teníamos preseleccionados.

La primera idea fue buscar ovillos 100% lana y así empezamos con las primeras pruebas. El problema era que los patucos no aguantaban muy bien los lavados, aunque fuese sólo a mano, y se deterioraban más rápido. Era una lana muy suave y calentita, pero enseguida aparecían bolitas y perdía su aspecto de recién tejido. No era una lana funcional y decidimos que tenía que ir mezclada, no nos valía lana 100%.

La siguiente que probamos era una lana también muy suave porque llevaba mezcla de seda. Esta lana se deshacía menos que la que era 100% lana, pero tampoco conseguíamos el acabado buscado y además era demasiado gruesa, con lo que los patucos no quedaban todo lo ligeros que queríamos. Teníamos en cuenta que, al ser para invierno, van encima de calcetines o leotardos, porque son modelos que imitan zapatos. Así que no era necesario que fuese excesivamente gruesa y también eliminamos esta opción.

Preparamos muestras de diferentes lanas con mezcla que llevasen una parte sintética, para alargar la vida del patuco y mantener su aspecto de nuevo, pero que tuviese lana de mucha calidad. Probamos unas más finas, otras más gruesas y no nos terminaban de convencer. Además, otro requisito era que la lana elegida ofreciese una variedad de colores muy grande porque buscábamos unos tonos concretos y no los rosas, azules y blancos típicos de bebés.

Cuando ya estábamos decididas por una en concreto, apareció la elegida casi por casualidad. Es una lana muy especial. Tiene mezcla de lana (77%) con microfibra (33%), con lo que el aspecto de la pompa acabada es impecable. Pero no sólo eso, la parte de lana compensa cualquier otro material en la mezcla, porque no es una lana cualquiera. Es una mezcla de lana de oveja merina (55%), muy abrigada, con una parte de cashmere (12%), que le aporta muchísima suavidad. Esto le da una calidez y un cuerpo a la lana que hace que queden las pompas gorditas y esponjosas, pero al mismo tiempo muy muy ligeras, cosa que no conseguíamos con otras lanas más gruesas. Además nos ofrecía una carta de color preciosa y completísima y ahí sí pudimos encontrar los colores que ya teníamos seleccionados para nuestra colección.

20130219-lanas


Nosotras hemos trabajado buscando la lana ideal para conseguir las pompas perfectas. Pero esta lana requiere unos cuidados muy sencillos que harán que tus patucos duren mucho tiempo manteniéndose como nuevos.

Como cuidados básicos recomendamos lavar las pompas a mano con agua y jabón neutro, dejándolas secar sobre una superficie horizontal para que no se deformen.

20130219-cuidados





2 comentarios:

  1. Tengo la suerte de contar en primicia con unos preciosos patucos de WElove pompas, y sólo puedo aseguraros que la calidad del material, los colores y sobre todo...el diseño, son una pasada! La presentación es inmejorable, así que si queréis sorprender con un detalle diferente, útil y muy muy bonito, no lo dudéis!

    ResponderEliminar
  2. Disfruta tus patucos que el año que viene vas a necesitar nuevos para la hermanita. Un beso muy gordo.

    ResponderEliminar