12 marzo, 2013

Cerditos en el barro

Hoy nos hemos levantado con hambre. Pero no de cualquier cosa sino de chocolatinas. Así que continuando con la parte artística de ayer tanto para padres como para hijos, podemos hacer una tarta.

La que os traemos es ideal para hacer con los niños especialmente si son de los que se pasan el día modelando con plastilina y más aún si son de los que se la comen (ya que la “plastilina de hoy se puede comer”).

Es perfecta para cumpleaños de niños y para que dejemos ya de tener el antojo que tenemos de chocolatinas porque lleva Kit-Kat.

@Cerditos en el barro de Tart
@Cerditos en el barro de Taartjes van Fiona
La receta original la hemos visto en Facebook en la página de Taartjes van Fiona y por suerte, además del original en holandés, ya la tienen en inglés.

Aquí os dejamos nuestra versión en castellano:

INGREDIENTES:

Un bizcocho redondo. Preparad vuestro bizcocho favorito. Da igual que sea de chocolate o no, la única  condición es que sea redondo y no más alto que las barritas de Kit-Kat. Para las cantidades que ponemos el bizcocho tiene que ser de unos 20cm de diámetro.

Relleno para el bizcocho. Nosotras hacemos  una ganache ligerita de chocolate con leche y un toquecito de miel. Lo podéis rellenar con lo que queráis: mermelada, crema de qeuso, crema de mantequilla, nata, crema pastelera,…

200 gr. de chocolate para hacer la cobertura (a nosotras nos gusta el chocolate Nestle Postres con leche que lo venden en tabletas también está muy bien el chocolate en perlitas que se funde muy bien).

250 gr de crema de leche.

10 paquetes de Kit-Kat (de los de 4 barritas por paquete). Los necesarios para rodear el bizcocho, así que la cantidad dependerá del bizcocho que utilicéis.

Fondant rosa (mejor de color rosa como los cerditos)

Hace falta un lazo para rodear la tarta.

ELABORACIÓN:

1.  Cortar el bizcocho en 2 ó 3 capas. Poner entre cada dos capas de bizcocho una del relleno que hayamos elegido.

2. Modelar los cerditos con el fondant rosa. Esto depende de la habilidad de cada uno modelando plastilina, pero con la foto os podéis inspirar. Con un palillo se hacen muy bien los detalles (ojos y morritos).

3. Preparar la cobertura: calentar la crema de leche a fuego lento sin que llegue a hervir y apagar cuando esté a punto de hervir. Retirar del fuego y añadir el chocolate en trocitos. Remover hasta que el chocolate se funda completamente y quede todo bien mezclado.

4.Partir los paquetes de Kit-Kat por la mitad (quedando grupos de dos barritas cada uno). Lo mejor es hacerlo con cuidado con la parte trasera de un cuchillo o con una espátula.

5. Con el bizcocho ya relleno en el plato, revisamos que la cobertura se haya enfriado un poco para que no esté muy líquido y cubrimos la tarta con una capa finita que caiga un poco por los laterales.

6.  Rodeamos el bizcocho con las barritas de Kit-Kat. La capa de cobertura nos ayudará a que se peguen y aún así, en cuanto las tengamos todas rodearemos la tarta con un lazo bonito que además de adornar sujetará las chocolatinas.

7. Verter el resto de cobertura de chocolate sobre la tarta para llenar el baño de barro de los cerditos. Con cuidado de que no se vierta entre las barritas de Kit-Kat.

8. Colocar los cerditos como queramos en su baño y dejar enfriar (podemos hacer unas olas en el chocolate como se ve en la foto antes de que se enfríe del todo). Enfriar del todo en el frigorífico durante al menos una hora antes de cambiar al plato o bandeja donde la vamos a presentar.

¡Buen provecho! Y que no os de pena comerla.



No hay comentarios:

Publicar un comentario